El corazón del tulipán

Los veo y los huelo en la mesa del comedor el día en que llego: Lutxi, que sabe de mis querencias, ha cortado lilas y tulipanes del jardín. Me acerco callada a esos tulipanes, como derramados de vino, y pienso en todos los pétalos esforzados que buscan la belleza para sobrevivir. Sobre esa inteligentísima estrategia Michael Pollan escribió un libro brillante,  La botánica del deseo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: