Clamor

«¡Cobardes, cobardes!», oigo gritar a una mujer en medio de la noche. Estoy tumbada en la cama, esperando a un sueño que no llega. «¡Todos dormís!», sigue bramando. «¡Todos dormís mientras otros sufren!», se aleja calle abajo. Y aún se hace más notorio el silencio profundo que atraviesa. «¡Todo me la suda!»

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s