Archivo de Categorías: La vida de la gente

Unas horas en Santiago

He paseado unas horas por Santiago de Compostela, rebosante de camelias en árboles cargados de flores como manzanas. Es verdad, la lluvia encera las calles, la piedra mojada le da al aire un olor mineral. En el mercado, a las vendedoras de berzas, grelos y

Unas horas en Santiago

He paseado unas horas por Santiago de Compostela, rebosante de camelias en árboles cargados de flores como manzanas. Es verdad, la lluvia encera las calles, la piedra mojada le da al aire un olor mineral. En el mercado, a las vendedoras de berzas, grelos y

Vida guardada (otoño)

Me lleva a la Virgen de Fátima en la carretera de Llerona, tan buena porque te cumple todos los ruegos, porque es la que nunca te falla, envuelta de flores y velas, con sus andaluzas ruidosas ocupando siempre el lugar.

Vida guardada (otoño)

Me lleva a la Virgen de Fátima en la carretera de Llerona, tan buena porque te cumple todos los ruegos, porque es la que nunca te falla, envuelta de flores y velas, con sus andaluzas ruidosas ocupando siempre el lugar.

Lago di Como

Comemos en Brunate, junto al teleférico. Polenta, venado, tarta de limón. El sol aprieta. Los árboles se han hecho muy altos. El camarero es marroquí. Cuenta un viaje en coche de tres días hasta Algeciras, a través de Francia, Barcelona,

Lago di Como

Comemos en Brunate, junto al teleférico. Polenta, venado, tarta de limón. El sol aprieta. Los árboles se han hecho muy altos. El camarero es marroquí. Cuenta un viaje en coche de tres días hasta Algeciras, a través de Francia, Barcelona,

Milano

  Cati, de Monterrey, llegó a la ciudad en abril, para un máster de Management. Tiene un novio en Turín, a 40 minutos en tren. “¿Milán? Poco que hacer, ¡salvo comprar!”. Alberto gasta mucho, se lo gasta todo, vive para

Milano

  Cati, de Monterrey, llegó a la ciudad en abril, para un máster de Management. Tiene un novio en Turín, a 40 minutos en tren. “¿Milán? Poco que hacer, ¡salvo comprar!”. Alberto gasta mucho, se lo gasta todo, vive para