Archivo de Categorías: Otoño

Mientras caminas, aún no has llegado

Nos aprestamos a escuchar los modos del silencio: en el recodo del camino es conversación de cencerros y palpitar de hojas; en casa, el aliento del reloj en la tarde caída como capa.

Mientras caminas, aún no has llegado

Nos aprestamos a escuchar los modos del silencio: en el recodo del camino es conversación de cencerros y palpitar de hojas; en casa, el aliento del reloj en la tarde caída como capa.

Si pudiera hablar

          El otoño cumple y multitud de hojas se apresuran por la calle huyendo del viento. En la cabecera de la cama, donde libro mis duelos, la cortina proyecta a media mañana diez minutos de luz

Si pudiera hablar

          El otoño cumple y multitud de hojas se apresuran por la calle huyendo del viento. En la cabecera de la cama, donde libro mis duelos, la cortina proyecta a media mañana diez minutos de luz

Piensan que leer te convierte en un hombre delicado*

Imagino todos los caquis colgados de los árboles en los campos nevados de Japón, aferrados a las ramas cuando la vida se retira. Imagino las granadas de los armenios durante su travesía siria, cómo contaron 365 granos y se bebieron

Piensan que leer te convierte en un hombre delicado*

Imagino todos los caquis colgados de los árboles en los campos nevados de Japón, aferrados a las ramas cuando la vida se retira. Imagino las granadas de los armenios durante su travesía siria, cómo contaron 365 granos y se bebieron

Llegado el momento

Si lo pienso, me cuesta, no lloro, noto el esfuerzo del topo avanzando en la oscuridad. Pero si Álex me toca el pie, si pone una canción que enciende los años, si le anuncio lluvias con el pulso en la

Llegado el momento

Si lo pienso, me cuesta, no lloro, noto el esfuerzo del topo avanzando en la oscuridad. Pero si Álex me toca el pie, si pone una canción que enciende los años, si le anuncio lluvias con el pulso en la

I et visc intensament sense tenir-te

Le han temblado los labios al decir “la mort de l’Alain”. Se ha hecho un silencio. “La mort de l’Alain”, ha vuelto, sin necesidad de más. Él fue quien leyó este poema de Miquel Martí i Pol donde reposan sus

I et visc intensament sense tenir-te

Le han temblado los labios al decir “la mort de l’Alain”. Se ha hecho un silencio. “La mort de l’Alain”, ha vuelto, sin necesidad de más. Él fue quien leyó este poema de Miquel Martí i Pol donde reposan sus

Soledad anticipatoria de palabras

“¡Qué pronto en el año empieza a ser tarde!”, escribió Henry David Thoreau. El aliento del otoño va extendiendo su manto de tinieblas a ritmo de Shostakovich y yo soy una de tantas mujeres que entra sola en la noche y deja

Soledad anticipatoria de palabras

“¡Qué pronto en el año empieza a ser tarde!”, escribió Henry David Thoreau. El aliento del otoño va extendiendo su manto de tinieblas a ritmo de Shostakovich y yo soy una de tantas mujeres que entra sola en la noche y deja