Le invadirá un mundo*

hinojo-3 hinojo-2 hinojo-1

Me sigue asombrando la belleza libre que el abandono engendra, el fulgor inesperado del hinojo seco y la zanahoria silvestre entreverados en un claro del bosque, creando el color interrumpido de un vestido de seda. Pero sobre todo veo el aire entre las flores, un aire no de cielo, sino de márgenes, de holgura y movimiento, animando un equilibrio de platillos chinos.

*De la Carta segunda a un joven poeta (R. M. Rilke)

1 Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s