Rendición

DSCF2564

DSCF2557

IMG_2952

Se suceden los entusiasmos y, casi enseguida, los imprevistos, el torrente de vida que se opone a la voluntad, que la vence con debidas razones: una jaqueca lenta, todo lo ajeno que llama a la puerta, el mando aburrido de la intendencia… y, a menudo, mi propio impulso vital agotándome en simples bocanadas.

De pronto, si retiro la palabra “tiempo” y me dejo llevar, me palpita otra vida, se me abre una gran disponibilidad, como una alfombra que se desenrollara con nuevas horas y días. Es la anchura que da el abandono de las pretensiones, esa solicitación constante.

Me lo enseña desde hace tiempo Ariadna, a la que visité en su piso prestado de la playa, con el aguacate del patio tendiéndole frutos al suelo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: