Je vous salue

Mientras barro a golpe de Abba el apartamento que dejo en Ménerbes, me entra un acceso de felicidad. Estos días me han puesto de un humor excelente. Me llevo risas y lágrimas, soledades y encuentros, todo fértil. Gracias a los que habéis estado conmigo, leyéndome, escribiéndome, apoyándome. Y, especialmente, gracias a mi amiga y patrocinadora Mireia Rigol, que me dejó un netbook para que escribiera, como en tantos diecinueve de eneros me ha regalado libretas.

PD: Las fotos son de Mabel y Álex, que hicieron muchos kilómetros yendóme a buscar y devolviéndome, se empeñaron en que me bañara en la piscina de su chambre d’hôtes aun a riesgo de sufrir la mirada fulminante de su carcelero y tuvieron que parar el coche para que hiciera fotos al campo de calabazas mientras cantaba “Una notte a Napoli”. Gracias también a ellos por la alegría que me insuflaron y las confidencias con el agua al cuello.

3 Comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s