Archivo de Categorías: Comunicación

Evocaciones de un errar

Como fluyo cada vez más “hacia un espacio sin discurso” (se lo leí a Pascal Quignard en Butes), dejo aquí unas fotos sin apenas texto. Las viví así, sin palabras que hubieran de completar o nombrar algo que ya existía

Evocaciones de un errar

Como fluyo cada vez más “hacia un espacio sin discurso” (se lo leí a Pascal Quignard en Butes), dejo aquí unas fotos sin apenas texto. Las viví así, sin palabras que hubieran de completar o nombrar algo que ya existía

Demolición de presunciones

Este rosa existió, se cernió sobre el puente como una demostración del mundo: jaque mate a los descreídos, a los que caminan por las calles y se asombran de los afanes generalizados y de la terquedad de los pordioseros, con

Demolición de presunciones

Este rosa existió, se cernió sobre el puente como una demostración del mundo: jaque mate a los descreídos, a los que caminan por las calles y se asombran de los afanes generalizados y de la terquedad de los pordioseros, con

y sin cesar no saber algo importante

De regreso a casa nos saludaron hasta seis arcoiris. Y luego, al embocar la calle, tres tórtolas turcas impasibles en la calzada. ¡Espera!, le dije atónita.

y sin cesar no saber algo importante

De regreso a casa nos saludaron hasta seis arcoiris. Y luego, al embocar la calle, tres tórtolas turcas impasibles en la calzada. ¡Espera!, le dije atónita.

Principio

Spiegel im Spiegel en el coche mientras entra la noche y podríamos irnos muy lejos, juntos de viaje. Pero no puedo decírselo, no nos conocemos.

Principio

Spiegel im Spiegel en el coche mientras entra la noche y podríamos irnos muy lejos, juntos de viaje. Pero no puedo decírselo, no nos conocemos.

Camino de mesa

«No te busques en el espejo, / en un extinto diálogo en que no te oyes. / Baja, baja despacio y búscate entre los otros. / Allí están todos, y tú entre ellos. / Oh, desnúdate y fúndete, y reconócete».

Camino de mesa

«No te busques en el espejo, / en un extinto diálogo en que no te oyes. / Baja, baja despacio y búscate entre los otros. / Allí están todos, y tú entre ellos. / Oh, desnúdate y fúndete, y reconócete».

Carnet de voyage

1. Es día de mercado en Ménerbes. No encuentro la oficina de correos y me he dejado unos tomates pagados en alguna parte. Más de un tendero se percata de mi ir y venir. Finalmente doy con la Poste. Un

Carnet de voyage

1. Es día de mercado en Ménerbes. No encuentro la oficina de correos y me he dejado unos tomates pagados en alguna parte. Más de un tendero se percata de mi ir y venir. Finalmente doy con la Poste. Un

Notre Dame des Anges

La encuentro tambaleante en un calle solitaria, tratando de agarrarse a la rama de un arbusto para no venirse abajo. Muy anciana, deformada por la edad y probablemente afectada por algún accidente cerebrovascular: la lengua se le escapa afuera, está

Notre Dame des Anges

La encuentro tambaleante en un calle solitaria, tratando de agarrarse a la rama de un arbusto para no venirse abajo. Muy anciana, deformada por la edad y probablemente afectada por algún accidente cerebrovascular: la lengua se le escapa afuera, está

Jazmines en el pelo

Se lo leí a Laia Montserrat y me gustó, una reflexión sobre las puertas: las hay cerradas bajo llave, giratorias que exigen acompasar el ritmo, pesadas que hay que empujar, automáticas que no te detectan hasta que estás muy cerca o

Jazmines en el pelo

Se lo leí a Laia Montserrat y me gustó, una reflexión sobre las puertas: las hay cerradas bajo llave, giratorias que exigen acompasar el ritmo, pesadas que hay que empujar, automáticas que no te detectan hasta que estás muy cerca o