Archivo de Categorías: Poesía

Me gustan los que aman

Los días se precipitan sobre nosotros. El sol nos elude, corre con una zanahoria. Y cada noche es antigua junto a la lumbre, recita historias que atraviesan los tiempos montadas en versos. Hubo un poeta que tomó su lengua y

Me gustan los que aman

Los días se precipitan sobre nosotros. El sol nos elude, corre con una zanahoria. Y cada noche es antigua junto a la lumbre, recita historias que atraviesan los tiempos montadas en versos. Hubo un poeta que tomó su lengua y

I et visc intensament sense tenir-te

Le han temblado los labios al decir “la mort de l’Alain”. Se ha hecho un silencio. “La mort de l’Alain”, ha vuelto, sin necesidad de más. Él fue quien leyó este poema de Miquel Martí i Pol donde reposan sus

I et visc intensament sense tenir-te

Le han temblado los labios al decir “la mort de l’Alain”. Se ha hecho un silencio. “La mort de l’Alain”, ha vuelto, sin necesidad de más. Él fue quien leyó este poema de Miquel Martí i Pol donde reposan sus

Lo que amo nace sin parar*

   Vemos de lejos un gran espejo ajado que nos niega con su gris opaco, como el mundo al poeta. Pero de cerca es oro y regala. *El verso está tomado de Odysseas Elytis (1911-1996)

Lo que amo nace sin parar*

   Vemos de lejos un gran espejo ajado que nos niega con su gris opaco, como el mundo al poeta. Pero de cerca es oro y regala. *El verso está tomado de Odysseas Elytis (1911-1996)

Un árbol en el tejado

Llega otra misiva del lector de Úbeda. De nuevo mecanografiada y perfecta en su arquitectura de palabras. Detrás de ella, un hombre cultivado, preciso. También un punto estrafalario, dado a los vuelos mentales, y, quizá por lo mismo, guasón. No

Un árbol en el tejado

Llega otra misiva del lector de Úbeda. De nuevo mecanografiada y perfecta en su arquitectura de palabras. Detrás de ella, un hombre cultivado, preciso. También un punto estrafalario, dado a los vuelos mentales, y, quizá por lo mismo, guasón. No

El pabellón de la orquídea

Nos cuenta la historia de Wang Xizhi en un restaurante italiano. Titubea al principio, es algo íntimo para explicar de cualquier modo, tarde en la noche y sobre música cubana. Finalmente da comienzo a su relato. Habla de orquídeas blancas

El pabellón de la orquídea

Nos cuenta la historia de Wang Xizhi en un restaurante italiano. Titubea al principio, es algo íntimo para explicar de cualquier modo, tarde en la noche y sobre música cubana. Finalmente da comienzo a su relato. Habla de orquídeas blancas

y sin cesar no saber algo importante

De regreso a casa nos saludaron hasta seis arcoiris. Y luego, al embocar la calle, tres tórtolas turcas impasibles en la calzada. ¡Espera!, le dije atónita.

y sin cesar no saber algo importante

De regreso a casa nos saludaron hasta seis arcoiris. Y luego, al embocar la calle, tres tórtolas turcas impasibles en la calzada. ¡Espera!, le dije atónita.

Murmullo en la tarde

¿Has visto ese fresno?, me pregunta. Sí, lo he visto temblar de amarillo entre el verde. Ese fresno llueve, añade.

Murmullo en la tarde

¿Has visto ese fresno?, me pregunta. Sí, lo he visto temblar de amarillo entre el verde. Ese fresno llueve, añade.

Camino de mesa

«No te busques en el espejo, / en un extinto diálogo en que no te oyes. / Baja, baja despacio y búscate entre los otros. / Allí están todos, y tú entre ellos. / Oh, desnúdate y fúndete, y reconócete».

Camino de mesa

«No te busques en el espejo, / en un extinto diálogo en que no te oyes. / Baja, baja despacio y búscate entre los otros. / Allí están todos, y tú entre ellos. / Oh, desnúdate y fúndete, y reconócete».

¿Cuándo empieza un viaje?

Regreso de un viaje de prensa al triángulo de ciudades balnearias checas Karlovy Vary (Karlsbad) – Frantiskovy Lazne – Marianske Lazne (Marienbad). Todo es sugerencia, remite a algo ya paladeado en relatos y películas. Estoy ahí con damas del perrito,

¿Cuándo empieza un viaje?

Regreso de un viaje de prensa al triángulo de ciudades balnearias checas Karlovy Vary (Karlsbad) – Frantiskovy Lazne – Marianske Lazne (Marienbad). Todo es sugerencia, remite a algo ya paladeado en relatos y películas. Estoy ahí con damas del perrito,

Gitanjali (ofrenda lírica) de R. Tagore

Sólo espero el amor para renunciar a mí mismo entre sus manos. Por ello es tan tarde, por ello soy culpable de tantas omisiones. Todos comparecen con sus leyes y sus códigos para atarme, pero yo escapo siempre, pues sólo

Gitanjali (ofrenda lírica) de R. Tagore

Sólo espero el amor para renunciar a mí mismo entre sus manos. Por ello es tan tarde, por ello soy culpable de tantas omisiones. Todos comparecen con sus leyes y sus códigos para atarme, pero yo escapo siempre, pues sólo