Deriva

Decidimos, todas las veces, un nuevo camino por el que derivar.

Deriva

Decidimos, todas las veces, un nuevo camino por el que derivar.

La afinación de una orquesta

Siento que las historias que me son confiadas en los comedores antiguos de las casas antiguas encuentran en ese acceso a la palabra su libertad. Casi se puede percibir como al ser dichas se liberan, adquieren cierta corporeidad benefactora. Hoy

La afinación de una orquesta

Siento que las historias que me son confiadas en los comedores antiguos de las casas antiguas encuentran en ese acceso a la palabra su libertad. Casi se puede percibir como al ser dichas se liberan, adquieren cierta corporeidad benefactora. Hoy

Rendición

Se suceden los entusiasmos y, casi enseguida, los imprevistos, el torrente de vida que se opone a la voluntad, que la vence con debidas razones: una jaqueca lenta, todo lo ajeno que llama a la puerta, el mando aburrido de

Rendición

Se suceden los entusiasmos y, casi enseguida, los imprevistos, el torrente de vida que se opone a la voluntad, que la vence con debidas razones: una jaqueca lenta, todo lo ajeno que llama a la puerta, el mando aburrido de

Desvanecimiento cotidiano de las mañanas

Me noto en un diálogo con el invierno, como si éste fuera el año de nuestra presentación y sólo ahora yo empezara a descubrir sus modos. Me fascina el encantamiento de la niebla y de la escarcha, que le da al paisaje una

Desvanecimiento cotidiano de las mañanas

Me noto en un diálogo con el invierno, como si éste fuera el año de nuestra presentación y sólo ahora yo empezara a descubrir sus modos. Me fascina el encantamiento de la niebla y de la escarcha, que le da al paisaje una

Indagación y asombro

Siento una obligación con la belleza, que es la de detenerla y proclamarla. Es una urgencia irrenunciable que me empuja al desvío y la postergación constantes, casi paralizante, y en la que, sin embargo, encuentro la proposición de otra vida, libre y afirmativa,

Indagación y asombro

Siento una obligación con la belleza, que es la de detenerla y proclamarla. Es una urgencia irrenunciable que me empuja al desvío y la postergación constantes, casi paralizante, y en la que, sin embargo, encuentro la proposición de otra vida, libre y afirmativa,

Adiós al 2014

Se va otro año y le miro las bellezas e intimidades, pienso en el modo en que su luz debe de estar descomponiéndose ya en el ámbito de mi alma. Voy amasando vida, reconociéndola en nuevas capas de realidad, como si sólo ahora pudiera empezar

Adiós al 2014

Se va otro año y le miro las bellezas e intimidades, pienso en el modo en que su luz debe de estar descomponiéndose ya en el ámbito de mi alma. Voy amasando vida, reconociéndola en nuevas capas de realidad, como si sólo ahora pudiera empezar

Las cifras del blog en el 2014

Mientras preparo mi propio resumen del año, como ya hice en el 2013, WordPress.com me acaba de mandar un informe basado en las estadísticas del blog durante el año 2014. Si te interesa saber, por ejemplo, cuántas visitas tuvo o

Las cifras del blog en el 2014

Mientras preparo mi propio resumen del año, como ya hice en el 2013, WordPress.com me acaba de mandar un informe basado en las estadísticas del blog durante el año 2014. Si te interesa saber, por ejemplo, cuántas visitas tuvo o

Cuatro años de blog

No sé decir bien el por qué de este blog. Al principio había flores, recuerdo una buganvilla seca sobre el blanco de la mesa y mi deslumbramiento por aquella transparencia de papel de seda. Al principio me parece que hubo eso, el tiempo de

Cuatro años de blog

No sé decir bien el por qué de este blog. Al principio había flores, recuerdo una buganvilla seca sobre el blanco de la mesa y mi deslumbramiento por aquella transparencia de papel de seda. Al principio me parece que hubo eso, el tiempo de

Un desorden minucioso

Estos paisajes que ahora recorro me recuerdan a un cuadro que pintó mi abuelo y que yo parezco reproducir una y otra vez en mis fotos. Veo eso: el camino y la maraña, la profusión, el desorden minucioso de ramas y colores. Veo una

Un desorden minucioso

Estos paisajes que ahora recorro me recuerdan a un cuadro que pintó mi abuelo y que yo parezco reproducir una y otra vez en mis fotos. Veo eso: el camino y la maraña, la profusión, el desorden minucioso de ramas y colores. Veo una

Cien años

Si el sol calienta, se le ve sentado por las mañanas en la entrada del taller de coches en el que, a veces, aún arregla reventones a los niños que se acercan con su bici. Va en zapatillas, está ya

Cien años

Si el sol calienta, se le ve sentado por las mañanas en la entrada del taller de coches en el que, a veces, aún arregla reventones a los niños que se acercan con su bici. Va en zapatillas, está ya

Ahí afuera

Sigo alimentada por la belleza. Aquí la vista se ejercita todos los días con noticias de sombras y de colores. Lo natural se prodiga en matices y yo decido muchas veces mirar, dejarme traspasar por la abundancia de la vida, sentir un

Ahí afuera

Sigo alimentada por la belleza. Aquí la vista se ejercita todos los días con noticias de sombras y de colores. Lo natural se prodiga en matices y yo decido muchas veces mirar, dejarme traspasar por la abundancia de la vida, sentir un

Tanta vida y casi la muerte

¿Es posible que esté tan llevada por la vida? Quizá no sea malo, porque esta noche he soñado bien y ayer bailé. Y cuando escucho a los que ya han vivido muchos años, cuando estoy con ellos y hay, en esa intimidad

Tanta vida y casi la muerte

¿Es posible que esté tan llevada por la vida? Quizá no sea malo, porque esta noche he soñado bien y ayer bailé. Y cuando escucho a los que ya han vivido muchos años, cuando estoy con ellos y hay, en esa intimidad